Designer of the week

This week we are talking about Marc Jacobs…

La primera colección que el diseñador sacó bajo la firma Marc Jacobs salió en 1986, gracias al apoyo económico de Kashiyama USA Inc. En 1987, Jacobs se convirtió en el diseñador más joven jamás galardonado con el premio Perry Ellis Award for New Fashion Talent del Consejo Americano de Diseñadores de Moda (CFDA). En el año 1989, Robert Duffy y Marc Jacobs se unieron a la compañía de Ellis para ocuparse de su línea femenina. Jacobs perdió el cargo en 1992, tras crear una colección de inspiración grunge que creó una gran polémica. Ese mismo año, fue premiado con el más prestigioso galardón del CFDA: el Women’s Designer of the Year Award.

En 1994, coincidiendo con su 31 aniversario, Marc Jacobs presentó su primera colección ready-to-wear en New York creando, de nuevo, un gran revuelo cuando modelos de la talla y caché de Naomi Campbell o Linda Evangelista aparecieron en la pasarela sin cobrar, en señal de apoyo al diseñador. La colección tuvo una gran acogida y, desde entonces, la carrera de Jacobs ha ido a más. En 1995, presentó su primera colección masculina y, en 1997, fue nombrado director artístico de la casa Louis Vuitton para quien diseñó su primera colección ready-to-wear. Desde su cargo, ha impulsado notables colaboraciones como con Stephen Sprouse o con el artista japonés Takashi Murakami, modernizando la marca y adaptándola al nuevo milenio. Sigue ocupándose, además, de la firma que lleva su nombre. Jacobs se ha convertido en el diseñador con mas influencia en el mundo de la moda segun Times 2010.

En 1993, Jacobs Duffy Designs Inc. lanzó Marc Jacobs Internacional Company, L.P. que, en 1994, firmó su primer acuerdo internacional con Renown Look, Inc. y Mitsubishi Corp., para comercializar la marca en Japón. Poco después, un acuerdo con la compañía italiana Iris S.R.L. aseguraría la producción del calzado, tanto masculino como femenino, de la marca. En 1997, la primera tienda de Marc Jacobs abrió sus puertas en el número 163 de Mercer Street, en el Soho neoyorquino.

 

En el año 2000 salió a la luz su primera línea de bolsos y se inauguró una segunda boutique en San Francisco. En el 2001, se creó la segunda línea de la marca, Marc by Marc Jacobs, de precios más accesibles. Calza Turificio Rossi Moda S.P.A. es la compañía italiana responsable de producir el calzado de esta joven y exitosa marca. Ese mismo año, nació su primera fragancia: Marc Jacobs Perfume, y al año siguiente, apareció la versión masculina.

 

 

En el 2003, apareció una pequeña línea de textil para el hogar y, en el 2005, la primera colección eyewear, gracias a un acuerdo firmado con la compañía Safilo S.P.A. También en el 2005, tras un pacto con Fossil Inc., apareció su primera línea de relojes y Marc Jacobs abrió tienda en París.

 

 

Actualmente, pueden encontrarse boutiques de Marc Jacobs por todo el mundo. La compañía comercializa una amplia gama de productos, desde bolsos y zapatos hasta gafas y perfumes, bajo distintas marcas: Marc Jacobs, Marc by Marc Jacobs, Little Marc, para los niños, y Stinky Rat.

 

 

This week we are talking about Gabrielle Chanel…

Gabrielle Bonheur “Coco” Chanel nació el 19 de Agosto del año 1883 en Saumur, Francia. Fue una diseñadora de modas y creadora de perfumes. Es una de las figuras más significativas de la moda francesa y un referente internacional de la industria de la moda.

Hija de un vendedor ambulante y una ama de casa, ambos de escasos recursos. En permanente situación de escasez, sobrellevó a duras penas sus primeros años de infancia junto a sus cuatro hermanos.

Cuando tenía doce años, su madre murió víctima de tuberculosis y el padre se desentendió de ellos, enviándolos al condado de Auvernia, al cuidado de dos tías que tenían un orfanato. Por eso, su partida de nacimiento está registrada ahí con fecha de 1893.
El abandono de su padre, la muerte de su madre y la soledad espiritual marcaría para siempre la actitud de Coco hacia la vida: «Durante mi infancia sólo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida, aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Sólo el orgullo me salvó».
Con las cuidadoras del orfanato, Gabrielle aprendió a coser y manejar el hilo y la aguja con especial habilidad, lo que hizo que a los 17 años las monjas del orfanato de Aubazine le consiguieran un empleo como costurera.
De una gran personalidad, con belleza sensualmente discreta, femenina y menuda figura, pelo corto casi varonil, nada la detuvo cuando en 1905 resolvió convertirse en cantante de un cabaret, oficio que desplegó por tres años y que la introdujo en el mundo del divertimento y las relaciones sexuales pasajeras. De estas relaciones Coco Chanel esperaba obtener dinero para su gran sueño: ser una renombrada modista.

Su sobrenombre “Coco” tiene origen dudoso: según algunos, hacía referencia a un cariñoso mote que sus tías que la cuidaron le pusieron, y según otros surgió como una especie de nombre artístico, a partir de las melodías que entonaba, quizas el motivo más probable. Otra probabilidad es que fuese un apócope de “Cocotte” (“mantenida”).

De la mano de uno de sus primeros adinerados amantes partió a París, y así en 1909 se instaló en un pequeño departamento en el Boulevard de Malesherbes donde rápidamente abrió su primera tienda de sombreros, Modas Chanel.

Siempre apoyada económicamente por sus compañeros de cama, unos años más tarde se instaló en localidades que frecuentaban los ricos: Deauville, Normandía, (1913) y Biarritz (1916).

Guiada por su espíritu libertario, Coco no tuvo complicaciones para vincularse con adinerados hombres de la sociedad europea ni con estrellas del cine. Ocultó además celosamente su humilde pasado: mentía sobre sus orígenes y recurría al esnobismo.

Fue el playboy Etienne Balsan (1873-1953) quien la colocó con su tienda de sombreros, pero su vínculo con el amigo de éste, el socialité (personaje social) y jugador de polo inglés Arthur “Boy” Capel, fue lo que posibilitó su despegue. Coco se enamoró perdidamente de Capel y se escapó con él; tenía la esperanza de convertirse en su esposa, pero nunca se casó con Capel y éste prefirió casarse por conveniencia con otra mujer de alta alcurnia, si bien mantuvo a Coco como amante. En 1919, Capel murió en un accidente automovilístico; Coco lloró amargamente la pérdida de su amor y benefactor, quizás el más importante. Ningún otro hombre ocupó su lugar por un tiempo prolongado.

Con el apoyo de Balsan y Capel, Coco se había convertido en la gran dama de la moda, y además pretendida por muchos aristócratas. Uno de ellos fue Hugh Grovesnor, Duque de Westminster, que en Montecarlo le había presentado Vera Bate Lombardi. También se relacionó con el Duque de Windsor; rechazó su propuesta de matrimonio, pero no sus sábanas. «Ha habido muchas duquesas de Westminster, Chanel hay una sola», fue su explicación. Fueron amantes hasta 1930.

En 1920 se abrió en París, en el número 21 de la Rue Cambon, la primera Casa Chanel. Su asesora de relaciones públicas entre 1925-1939 y conexión con la nobleza británica fue Vera Bate Lombardi, sobrina de la Reina Victoria. Se habian conocido en 1915 siendo ambas enfermeras en el American Hospital de Paris gracias al Conde Leon de Laborde.

En 1924, se alió con el empresario Pierre Wertheimer (1888-1965) y su hermano Paul, para promover la creación del perfume Chanel Nº5 de Ernst Beaux, quienes aportaron el capital para promocionar el producto. Los Wertheimer retenían el 70%, Cocó el 10% y Theophile Bader el 20% de las ganancias.

En 1927, se hizo construir la Villa La Pausa en Roquebrune-Cap-Martin en la Riviera francesa por el arquitecto Robert Streitz en terrenos que compró el Duque de Westminster. Su romance con el duque acabó en 1930 pero ella mantuvo la casa hasta 1953. Allí será amante del diseñador y decorador vasco Paul Iribe (Paul Iribarnegaray), notable exponente del Art Decó, con quien se comprometió el 27 de noviembre de 1933 pero quien fallece de un infarto en la cancha de tenis de La Pausa.

Se codeó con grandes artistas, escritores y artistas contemporáneos como Ígor Stravinski, el coreógrafo ruso Sergei Diaghilev, George Bernard Shaw y Jean Cocteau. Todos vieron en ella a una de las pioneras del feminismo, dispuesta a romper fórmulas y esquemas. Stravinski se enamoró perdidamente de ella, pero tuvo que conformarse con ser su amigo. Fue él quien le presentó al conde Dimitri de Rusia (Demetrio Románov), con quien tuvo un apasionado romance.

Observadora innata, criticaba la estricta moda que seguían las mujeres (grandes sombreros, cargadas de pieles de animales y flores, corsés y recargados diseños) y desplegó toda su imaginería hasta convertirse en una de las grandes diseñadoras del siglo XX, tan trascendental como Christian Dior y otros grandes que la siguieron. Coco eliminó la moda recargada que imperaba, diseñando prendas muy sencillas, muy cómodas, de líneas rectas, pero con un toque de alta distinción; su moda fue rápidamente adoptada por el encumbrado público parisino. Su frase más célebre fue: «Todo lo que es moda pasa de moda» o «La moda pasa, el estilo permanece». Pese a los años de recesión, en 1931, el magnate hollywoodense Samuel Goldwyn a quien conoció por intermedio del gran duque Demetrio Románov la contrató por un millón de dólares para que vistiera a sus grandes musas del celuloide como Katharine Hepburn, Grace Kelly, Elizabeth Taylor y Gloria Swanson.

Coco marcó la pauta de la moda durante los «locos años 20», pero ni siquiera su pasado como enfermera durante la Primera Guerra Mundial pudo impedir que su reputación cayera por los suelos durante la Segunda, conflicto que la golpeó en todos sus frentes.

En 1939, Chanel cerró sus tiendas y durante la ocupación alemana de Francia residió en el Hotel Ritz, lugar de residencia de los altos comandos militares nazis, rumoreándose un romance con el jefe de inteligencia nazi, el Barón Hans Günther von Dincklage, que permitió su estadía en el hotel.

El director de los Perfumes Chanel era Pierre Wertheimer, de origen judío, y su hermano Paul, y Cocó – sin saber que en 1940, Wertheimer habían cedido sus derechos al industrial cristiano Félix Amiot- escribió a las autoridades alemanas en calidad de aria para legalizar los permisos a su nombre el 5 de mayo de 1941 con la excusa que los derechos habían sido “abandonados por sus propietarios”.

En 1943, Chanel recontactó en Roma a su amiga Vera Bate Lombardi, para renaudar trabajos aunque en realidad era un encubrimiento de la “Operation Modellhut,” un intento de su amante nazi Walter Schellenberg – alto oficial de las SS y jefe de la Oficina Central de Seguridad del Reich – para establecer contacto con su pariente Winston Churchill. Lombardi desistió y fue arrestada y encarcelada en Roma por la Gestapo. Vera expuso las conexiones de Coco a su primo Churchill y el asunto de los perfumes con Wertheimer.También se sugirió que tuvo relaciones con el capitán de la SS Walter Kutschmann, responsable de la exterminación de judíos a comienzo de la guerra en Polonia y trasladado a París en 1943 donde fue su contacto con la SS.

Coco Chanel fue encarcelada e interrogada por la FFI (Forces française de l’intérieur) pero fue finalmente exonerada y pudo abandonar París en 1945, mudándose a Lausana, Suiza, a orillas del Lago Lemán y regresó a Francia en 1954.

Según su biógrafo Hal Vaughan, Coco Chanel era ferozmente antisemita, su prometido Paul Iribe, lo había sido y solía diferenciar a los « Israélites » como los Rothschild de los peyorativos « youpins ». La empresa Chanel refuta toda interpretación y cargos.

Vera Lombardi murió en 1948 en Roma. En ese tiempo, Cocó cedió sus derechos de perfumes a los Westheimers que recuperaron el poder a cambio de un estipendio de por vida para ella y su amigo von Dincklage.

En 1953, Chanel vendió La Pausa a Wendy y Emery Reves, el agente literario de Sir Wiston Churchill.

En 1954 y con 71 años, reabrió su casa de moda, pero ya otros diseñadores de renombre se habían instalado en su trono. Se mantuvo al frente de la firma con un extraordinario dinamismo y adaptándose a las diversas tendencias que recorrían el mundo. Aun así, logró imponer el clásico toque de sencillez y elegancia que la caracterizaba. Su estilo fue copiado y ella vistió a las divas de la época como Romy Schneider y Jeanne Moreau en la película Les Amants (1958) de Louis Malle, y Delphine Seyrig en El año pasado en Marienbad (1961) de Alain Resnais como también a Maria Callas y Jackie Kennedy, que vestía uno de sus modelos el día del asesinato de su marido John F. Kennedy.

Pero su vida solitaria dominada por la artrosis y la morfina, terminó de forma tan impredecible como la vivió. El 10 de enero de 1971, sola en su departamento ubicado en el hotel Ritz, con vista a la Place Vendome, y a los 87 años, Chanel había salido a pasear y cuando volvió al hotel se sentó a ver televisión mientras le preparaban la cena. Con ella estaba su sirvienta personal en el momento de su deceso.

Su cuerpo yace en Lausanne, Suiza, resguardado por cinco leones de piedra. Actualmente la casa de moda Chanel sigue funcionando dirigida por Karl Lagerfeld.

Coco Chanel era una mujer  hiperactiva, considerada de mal carácter y algo recalcitrante con sus empleados, además era extremadamente perfeccionista y detallista en su oficio. Siempre solía pronunciar controvertidos dichos relacionados con la moda y los hombres. Poco dada a la actividad social redundante, prefería las relaciones discretas y sólidas. Fácilmente influenciable por aquellos de quienes ella misma se mofaba, estuvo a punto de caer en la manipulación de un alto oficial de las SS que deseaba atraer hacia el régimen las simpatías de altas personalidades que eran parte de sus relaciones privadas. Posterior a esto, Coco Chanel se libró por poco de ser considerada colaboradora de los nazis y se sumió más tarde en la soledad autoimpuesta hasta el final de sus días.

Sus declaraciones enmarcan la personalidad de la modista como una persona carente de afectividades y probablemente incapaz de entregar afectos.

Que disfruten de la semana!!!

This week we are talking about Louis Vuitton…

Louis Vuitton nació en el año 1821 en Anchay, una región cercana a las Montañas de Jura, en Francia.

A los 14 años, Louis Vuitton se fue a París caminando, y en 1837, dos años, después llegó a la Ciudad Luz, donde consiguió trabajo como aprendiz de un fabricante de cajones.

A partir de entonces, la historia de los viajes siempre estaría vinculada a este legendario francés. Presintiendo el lugar que ocuparían los viajes en nuestra sociedad, Louis Vuitton fundó en París esta empresa, que lleva su nombre, exclusivamente dedicada a la fabricación de equipajes y accesorios ligados a este nuevo arte de vivir.

Su enfoque visionario del diseño de piezas y elementos para equipajes no tenía rival durante sus días.
La empresa de Louis Vuitton, hizo su debút con una prestigiosa lista de pedidos.
La gran habilidad de trabajo de su creador le valió un contrato con la esposa de Napoleón III, la Emperatriz Eugenia.

Con su gran inventiva, supo anticipar las necesidades de una clientela al día con los progresos de su tiempo, que aprovecha los nuevos medios de transporte (el automóvil, el barco y el avión).

Su primera maleta fue plana (una forma que permitía que fuera apilable) y reforzada por lamas de madera y ribetes de latón, perfectamente adaptable a los desplazamientos en tren y en barco de vapor.
Además, su tejido impermeable, fue realmente útil para los clientes que realizaban los viajes en barco.

Durante la inauguración del Canal de Suez en 1869, gracias a la Emperatriz Eugenia, quien llevaba su equipaje en maletas ¨Luis Vuitton¨, la marca comenzó a adquirir fama internacional.

Su historia se construiría entonces en torno a personalidades de la alta sociedad como el Rey de España, el gran Duque Nicolás, el edil de Tokio, Goto Shojiro, el sultán otomano Abdülhamid, y todo Hollywood, empezando por el actor americano Douglas Fairbanks.

En 1875, el modisto francés Charles Frédéric Worth le contó aLouis Vuitton un importante secreto del negocio: las fundas de crinolina y carne de cordero pronto darían origen a materiales más suaves que revolucionarían el uso de sus maletas.

Louis Vuitton respondió a esta información añadiendo a su colección de baúles uno con espacio para colgar y varias gavetas, el cual se convirtió en el famoso Guardarropa, la primera pieza de mobiliario utilizada para viajar.

La competencia intentó aprovechar este entusiamo por el arte de las maletas, sacando al mercado líneas de porta-equipajes similares a las de Luis Vuitton, hecho que hizo surgir el célebre monograma: el estilizado motivo de flores de inspiración japonesa que envuelve las iniciales de la marca, inventado por Georges Vuitton, hijo del fundador, para distinguir sus modelos de las imitaciones que empezaban a multiplicarse.


El creador de la empresa, Louis Vuitton, muere finalmente en el año 1892.

En 1978, la firma Louis Vuitton entra en Japón y, menos de treinta años después, este mercado clave del lujo, que adquiere el 70% de las ventas mundiales, representa más de 1.000 millones de euros de cifra de negocio.

El archipiélago es su primer mercado y la pasión por sus productos es tal que se considera una verdadera “marca culto”.

En Estados Unidos, su segundo mercado, la marca posee 85 tiendas y sus ventas locales han progresado tanto que los americanos podrían ser de aquí a cinco años sus primeros clientes.

Presente en 52 países con 322 tiendas, Louis Vuitton también progresa en su desarrollo.

A mas de un siglo de la muerte de su creador, esta firma sigue tan vigente como hasta entonces, ha adquirido un gran prestigio mundial, así como también un gran número de imitaciones y falsificaciones que viajan a través del mundo, pero que nunca podrán reemplazar su estilo y sobre todo: su calidad de confección, la que siempre la distinguirá de cualquier intento de copia.

Hoy en día, la firma es propiedad de LVMH (Louis Vuitton Moet Hennessy) y su Presidente Ejecutivo, Bernard Arnault, es reconocido mundialmente como el ¨Padre de la Moda¨.

La innovación técnica y la búsqueda de nuevas formas siguen motivando su creación. Cuando Louis Vuitton presentó en 1898 sus productos en Estados Unidos, la firma ya tenía la imagen de ¨inventor¨ y de marca atractiva que sabe responder a los deseos de la clientela elegante.

En 1879 había creado una maleta-cama para una exploración en el Congo.
“La encarnación del alma del viaje sigue siendo uno de los ejes de desarrollo de la marca, una de las claves de su éxito es haber controlado siempre su producción y su distribución”, explica Serge Brunschvig, director general de Louis Vuitton.

Gracias a su red de tiendas propias, para las que ha contado con arquitectos de fama mundial, la marca no ha dejado de aumentar su éxito a lo largo del tiempo.

Carteras

Accesorios

Gafas de sol

Relojes

Zapatos

Joyas

Cinturones

Y demás..

Que disfruten del diseñador de la semana!!

Anuncios

Una respuesta to “Designer of the week”

  1. carolina moscardo 05/26/2011 a 11:48 AM #

    que chuloo mila ademas esta super curraoo sigue asi vas ayega lejoss!!! muakssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: